¿Qué métodos farmacológico que funcionan para dejar de fumar y otros consejos?

Seguimos en nuestra cuenta atrás para conseguir acabar con el hábito de fumar. En esta ocasión, Lucía Gorreto y Cecilia Amato señalan qué métodos y fármacos funcionan para dejar de fumar, así como otros consejos.

 

 

Aquí tienes el contenido:

Los métodos para dejar de fumar que funcionan y tienen base científica para su uso son la terapia cognitivo conductual y los fármacos con indicación para ello.

Dentro de la terapia cognitivo conductual existe un gran abanico de posibilidades que van desde el consejo breve hasta las técnicas cognitivo conductuales avanzadas. Estas técnicas nos pueden llevar un minuto (como puede ser un consejo breve adaptado al diagnóstico del paciente fumador) o precisar más de 30 minutos (en sesiones repetidas donde se adiestra al paciente en técnicas de afrontamiento, técnicas de desautomatización de conductas, etcétera.)

El tabaco es la primera causa de enfermedad y de muerte evitables en nuestro país, por lo que sería muy importante dejar de fumar. Los profesionales de Atención Primaria podemos ayudarte. Existe una extensa lista de enfermedades relacionadas con el consumo del tabaco y con la inhalación del humo. En contraposición, hay muchísimas ventajas en dejar de fumar.

Cualquier acto o acción que produce placer de forma no repetida se vuelve a repetir. Esto es lo que sucede con el tabaco, por lo que es una adicción y genera dependencia de la nicotina y en muchas ocasiones por esto es muy difícil dejar de fumar.

Es muy importante tener presente los motivos por los que se quiere dejar de fumar y, en eso, el profesional sanitario le puede ayudar. Apuntar los motivos en un listado y en contraposición apuntar también los motivos por los que continuar fumando puede ayudarte. Siempre debes tener presente el listado de motivos por los que quiere dejar de fumar, porque le ayudará a conseguir el éxito.

Es importante también que elimine aquellos cigarrillos que utilice de forma rutinaria y solamente dejar los que son difíciles de quitar. Para eso se puede apuntar en un listado los cigarrillos que vamos fumando y los motivos con los que se relacionan. Existen ciertas circunstancias que se relacionan con el consumo que sería importante identificar para poder buscar otro tipo de alternativas, reducir el consumo del cigarrillo no sería lo correcto. Lo correcto sería que intentase dejar.

Fumar de forma esporádica tampoco es seguro, pues no existe una dosis segura de tabaco y las personas tienen diferentes susceptibilidades. Pueden padecer cualquier tipo de enfermedad aunque consuma de forma esporádica el tabaco. 

Es importante que analices cuáles son las barreras que te impiden hacer este cambio. Los profesionales sanitarios podrían ayudarle.

Por otro lado existen tratamientos farmacológicos financiados por el Sistema Nacional de Salud que le pueden ayudar a dejar de fumar. Estos fármacos duplican las posibilidades de conseguir dejar de fumar y que usted sea un paciente exfumador al cabo de un año. Estos tratamientos farmacológicos tienen ciertas particularidades por lo que es importante que elija el tratamiento conjuntamente con su médico; y debe tener en cuenta que son necesarios aparte de los fármacos realizar ciertos cambios de conductas para conseguir el éxito.

Los fármacos de primera línea para el tratamiento del tabaquismo en el momento actual son la vareniclina , el bupropión, y la terapia sustitutiva con nicotina (TSN).