La Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria reivindica la actividad clínica de las médicas y médicos de familia en la tercera ola de la pandemia

La Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria ha remitido una carta al Director de la última Revista Clínica de Medicina de Familia, publicación de originales de la semFYC. En ella refiere la actividad clínica de las médicas y médicos de familia en la tercera ola de la pandemia por COVID-19 en los centros de salud de Andalucía, ofreciendo los datos de una encuesta realizada el 25 de enero a un total de 182 sanitarios del primer nivel asistencial.

Los resultados de la misma evidencian el enorme esfuerzo realizado por médicos y médicas de familia en la región, que contradicen la idea de que los centros de salud estaban cerrados o no daban servicio. Cada profesional atendió a una media de 58 pacientes diarios, un 82% por motivos clínicos y 18% por temas administrativos. Atendieron una media de 35 llamadas; y el 71% realizaron un aviso domiciliario. Las agendas del medio rural fueron aún más apretadas, con una media de cuatro citas más por médico. Es decir, se duplicó la recomendación del Servicio Andaluz de Salud, que indica un máximo de 30 pacientes por especialista en Medicina Familiar y día. De todas las consultas, un 18,4% fueron a pacientes que acudieron al centro de salud sin cita previa. Se ofertaron además unas 14 citas de demanda clínica presencial y unas 8 citas para temas administrativos.

De hecho, el Servicio Andaluz de Salud notificó un incremento del 36% de las citas durante el primer semestre del año 2021 respecto a 2019, con más de 47 millones de registros en las historias digitales de salud. Por otro lado, el cambio en la gestión de las agendas para evitar contagios supuso el colapso del sistema de citación centralizada (Salud Responde), y las dificultades para obtener una cita por teléfono o internet y, lo que es más importante, la imposibilidad de priorizar.

Todo ello evidencia el insuficiente número de especialistas en Medicina Familiar, por lo que el texto finaliza: “Se precisa que los gestores incrementen los recursos humanos y materiales de la Atención Primaria, que la población colabore poniendo en práctica el autocuidado y que los medios de comunicación pongan en valor el trabajo realizado”.

 

Lee el artículo completo aquí [+]