La semFYC, junto con organizaciones representantes de 40 millones de profesionales sanitarios en todo el mundo, envía la carta #HealthyRecovery a los presidentes del G20

Hoy, día 26 de mayo de 2020, más de 350 organizaciones de 90 países, en representación de 40 millones de profesionales de la salud de todo el mundo, han mandando la carta #HealthyRecovery a los líderes del G20 para tomen acción en la emergencia climática y aprovechen las oportunidades en la reversión del cambio climático que están sucediendo tras la pandemia por #COVID19.

En la misiva firmada por la semFYC, se indica que “hemos sido testigos en primera línea de la fragilidad de las comunidades a las que asistimos cuando su salud, su seguridad alimentaria y su libertad para el trabajo se interrumpen súbitamente a causa de una amenaza global.” El documento prosigue enumerando las difíciles tareas realizadas estos días por parte de los profesionales de la salud en todo el mundo, “hemos visto muertes, problemas de salud mental, estrés, tristeza…”.

En ese sentido, prosigue, “Los efectos (de la pandemia) o podrían haberse mitigado o incluso prevenido con inversiones adecuadas en sistemas de preparación adecuado, en más salud pública y en una gestión responsable de los recursos medioambientales. Es necesario que aprendamos de estos errores y para volver más fuertes, más sanos y más resistentes”

Una de las reclamaciones que van a ocupar los próximos debates del futuro tienen que ver con la “vuelta a la polución” tras el virus. Y es que esta pandemia ha dejado la atmósfera más limpia, y ha liberado una presión sustancial sobre los ecosistemas. “Antes de la COVID-19 la contaminación debilitaba nuestros cuerpos, incrementando el riesgo de desarrollar neumonias severas, EPOC, asma y de sobrecargar los sistemas sanitarios”, es por eso, defienden las organizaciones firmantes, que la recuperación de la actividad económica y la reactivación social debe de hacerse desde el punto de vista de #HealthyRecovery (Recuperación/Reactivación saludable), y por eso recuerdan que hasta 7 millones de personas mueren cada año por los efectos derivados de un crecimiento económico insostenible e anticlimático.

Un auténtica recuperación saludable debería evitar volver a los niveles de contaminación pre-COVID19 y encaminar el progreso humano hacia una economía más sana y respetuosa con nuestros entorno. Finalmente, la carta termina con la petición de que “las enormes inversiones que vuestros gobiernos harán en los próximos meses en sectores clave como la atención sanitaria, el transporte, la energía y la agricultura deben tener en cuenta la protección de la salud planetaria y su promoción como pilar”.

Junto a la semFYC, otras organizaciones firmantes son la World Medical Association, la European Union Respiratory Society, WONCA World o la World Federation of Public Health Associations.

 

Aquí puedes leer la carta completa [+]