La semFYC, junto a la Asociación Española para el Estudio del Hígado y las otras sociedades de Medicina de Familia, presenta el primer consenso para tratamiento y diagnóstico de la hepatitis C en AP

Desde 2012, se calcula que en todo el territorio se han producio 4.784 muertes anuales causadas por la hepatitis C. Esto equivale a 13 fallecidos cada día, convirtiendo de esta forma la hepatitis C en la primera causa de mortalidad infecciosa en España. En los últimos tiempos, los tratamientos ante la enfermedad han mejorado mucho y han aparecido nuevas formas de proceder que se han demostrado efectivas en un 95% de los casos y que han mejorado las expectativas para los enfermos. Este hecho ha ido acompañado de la implementación de alternativas terapéuticas y ha ayudado a que se reformule la gestión de la atención a la cronicidad y la morbilidad de los pacientes.

En ese sentido, la Asociación Española para el Estudio del Hígado y las tres sociedades de Medicina de Familia y Comunitaria, la semFYC, SEMERGEN y SEMG presentaron ayer una Guía elaborada conjuntamente con Recomendaciones para el diagnóstico precoz, la atención, el manejo y la prevención de la hepatitis C en Atención Primaria. El documento, en el que la semFYC ha participado muy activamente, tiene como objetivos fundamentales la articulación de recomendaciones específicas sobre prevención y educación en salud, el establecimiento de estrategias de diagnóstico precoz en Atención Primaria, la definición de los principios de estadiaje, las procedimientos para el tratamiento y seguimiento y, finalmente, la creación y refuerzo de un marco de criterios de coordinación entre los diferentes niveles asistenciales para la hepatitis C.

A pesar de los objetivos marcados por el ambicioso consenso, el mayor reto médico al que asistencia sanitaria se enfrenta en ese momento radica en la cuantificación del número de enfermos. Los datos de prevalencia apuntan a que hasta un 60% de pacientes con hepatitis C no estarían diagnosticados, aunque actualmente se está a la espera del resultado del estudio de seroprevalencia de representatividad estatal.

Este hecho refuerza el valor de los aspectos apuntados por la Guía de Recomendaciones para el diagnóstico precoz. la atención, el manejo y la prevención de la Hepatitis C en Atención Primaria en materia de cribado y detección precoz, puesto que inciden especialmente en los procedimientos para el diagnóstico de la infección por el virus, mediante el establecimiento de grupos de riesgo y poblaciones prioritarias dentro de las cuales debe hacerse una búsqueda activa de la posible infección por el VHC.

Además, el documento Guía de Recomendaciones para el diagnóstico precoz, la atención, el manejo y la prevención de la hepatitis C en Atención Primaria es también un instrumento para reclamar una estrategia a medio plazo para ir más allá de tratar al paciente de forma aislada e individual y extender la globalidad del tratamiento a intervenir en todos los eslabones de la cadena asistencial, incrementando la tasa de diagnóstico y de tratamiento, de la hepatitis crónica C. Ayer, 15 de febrero, durante la presentación el consenso, también se abordó el tema de los criterios de coordinación entre los diferentes niveles asistenciales, y las recomendaciones específicas sobre prevención y educación en salud.

En ese sentido, Agustín Albillos, Presidente de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), comentó que “desde esta perspectiva de continuidad en los cuidados, la guía que presentamos proporciona recomendaciones prácticas a los médicos de AP para el cuidado del paciente con hepatitis C, pero también tiene interés para médicos especialistas, pues proporciona un marco para mejorar la coordinación con la Atención Primaria y establecer unos circuitos que aseguren la continuidad de los cuidados al enfermo con hepatitis C.”

El Presidente de la semFYC Salvador Tranche presenta junto a los presidentes de SEMERGEN y SEMG, el Consenso de recomendaciones para el diagnóstico precoz y la atención clínica de la hepatitis C en Atención Primaria

 

Diagnóstico precoz

Uno de los elementos que añaden complejidad a la gestión sanitaria de los pacientes con el VHC radica en la estimación de ciertos grupos de la población que están infectados pero que aún no han desarrollado una fibrosis del hígado, por lo que la enfermedad no es visible o, simplemente, son portadores de la infección pero aún no han sido identificados.”

Tal y como afirmó el Presidente de la semFYC, Salvador Tranche, “En el diagnóstico precoz es fundamental el papel que desempeña el médico de familia desde el ámbito de la Atención Primaria, puesto que si el 60% de los pacientes infectados podrían estar todavía por diagnosticar, también es cierto que muchos de estos pacientes tienen contacto frecuente con el sistema sanitario a través de los Centros de Salud. Por este motivo es vital habilitar al médico de familia en los mecanismos de diagnóstico precoz de la infección por VHC y de la hepatitis crónica, a través del acceso completo por parte de los médicos de AP al diagnóstico serológico y a la determinación de la viremia de la infección por VHC”.

Es en ese sentido que desde la semFYC se confía en que la coyuntura actual, con la aparición de nuevos tratamientos y la implantación de las pautas de la guía presentada ayer “impulsen la coordinación eficiente entre Atención Primaria y atención hospitalaria del manejo de los pacientes con hepatitis víricas, aunque para ello también es importante la adaptación del documento a las situaciones locales de cada una de las Comunidades Autónomas.”

La Guía de Recomendaciones para el diagnóstico precoz, la atención, el manejo y la prevención de la hepatitis C en Atención Primaria representa el primer y único documento de consenso sobre VHC en Atención Primaria, hecho que refuerza la importancia de esta Guía que permitirá profundizar en el análisis de grupos de riesgo, en el ámbito de las vías de transmisión y en los mecanismos del diagnóstico precoz. Es por esa razón que la Guía está completada con numerosas referencias sobre los principios de tratamiento y seguimiento, sobre el proceso asistencial y la coordinación entre diversos niveles asistenciales, para finalizar con una relación de las principales actividades de prevención de la infección por VHC y el papel activo que en ellas puede tener la Enfermería.

La primera presentación del consenso entre la semFYC, SEMERGEN y SEMG, se realizó ayer 15 de febrero en Madrid, en el marco del 42 Congreso Anual de la Asociación Española para el Estudio del Hígado, y es a partir de ahora cuando el documento se presentará en los congresos nacionales de las tres sociedades de Medicina de Familia y Comunitaria que han sido coautoras. También se distribuirá en formato electrónico a todos sus socias y socios y, además, el grupo responsable de ese consenso también se plantea la presentación del documento a los diferentes servicios de salud de las Comunidades Autónomas y su difusión entre los profesionales de los diferentes servicios de salud para que faciliten la implementación de una estrategia de coordinación entre la Atención Primaria y la Atención Hospitalaria en el manejo eficiente de los enfermos con hepatitis crónica por el virus C.

Consulta el documento de consenso completo aquí