Tratar la dependencia al tabaco: orientación para la atención primaria en intervenciones que salvan vidas. Posicionamiento del IPCRG

El International Primary Care Respiratory Group IPCRG acaba de publicar su interesante Position statement: Treating tobacco dependence: guidance for primary care on life-saving interventions.

Empieza el artículo nombrando al Convenio Marco de Control del Tabaquismo  CMCT  de la Organización Mundial de la Salud que incluye un artículo específico sobre el tratamiento de la dependencia del tabaco, el artículo 14. Este sostiene que el apoyo al cese del consumo de tabaco es esencial, y también tiene un efecto sinérgico con las otras medidas de prevención y control del tabaquismo. La Organización Mundial de la Salud también ha pedido, específicamente, que se incluya el abandono del consumo de tabaco como un servicio más en la atención primaria de salud, ya que se considera el nivel de atención sanitaria más adecuado para proporcionar asesoramiento y apoyo sobre el abandono del consumo de tabaco en todo el mundo.


Me ha llamado la atención en el artículo el uso que hacen de los NNT (Número Necesario para Tratar) en relación con la ayuda para dejar de fumar. Para las terapias farmacológicas, se ha estimado que una persona logrará la abstinencia de 6 meses por cada 6-23 personas tratadas. Dado que aproximadamente la mitad de los fumadores morirán a largo plazo de una enfermedad relacionada con el tabaquismo, el abandono del consumo de tabaco es una estrategia preventiva muy eficaz. En comparación con otras intervenciones de prevención primaria ampliamente utilizadas, como el uso de estatinas, ayudar a dejar de fumar merece ser priorizada por los clínicos y los responsables políticos. Esta comparación puede demostrarse por el número necesario para tratar (NNT) para prevenir una muerte (ver tabla adjunta). Con el uso de vareniclina necesitamos tratar a 10 fumadores para lograr una abstinencia a largo plazo, y tratar a 20 para prevenir una muerte. Con estatinas para la prevención primaria debemos tratar a 107 durante 5 años para prevenir una muerte, o a 700 con antihipertensivo en hipertensión moderada durante un año  para prevenir una muerte por ictus o infarto de miocardio. Hay que tener en cuenta que la medicación para ayudar a dejar de fumar se usa solo durante 3-6 meses mientras que las estatinas o los antihipertensivos se usan potencialmente durante toda la vida.

El posicionamiento del IPCRG se  define por el Very Brife Advice (VBA)  que ya comentamos en el blog (Consejo muy breve para dejar de fumar: ¿ 3 o 5 A’s?), con la adaptación de los consejos muy breves sobre el consumo de tabaco en el contexto clínico. Los elementos claves son proporcionar un VBA oportunista a todos los pacientes y ofrecer cualquier ayuda disponible para ayudar y apoyar los intentos de dejar de fumar. Los autores afirman que si un médico de familia diagnostica a su paciente de hipertensión arterial, ¿Debe esperar hasta que esté listo para recibir tratamiento, o debe comenzar a hablar con el sobre un plan de tratamiento?

RECOMENDACIONES CLAVE con nivel de evidencia para los profesionales de Atención Primaria:

  • Proporciona consejos breves y claros para dejar de fumar siempre que sea apropiado, y ofrece ayuda con cualquier intento de dejar de fumar de tu paciente.
  • Recomienda una Quit Line,  línea telefónica para ayudar a dejar de fumar, si está disponible, y a todos los fumadores que muestren interés en dejar de fumar. Considera la posibilidad de prescribir un tratamiento farmacológico para la dependencia del tabaco (por ejemplo, terapia de reemplazo de nicotina, bupropión, vareniclina) a las personas que fuman 10 o más cigarrillos por día, después de considerar contraindicaciones y comorbilidad.
  • Provee u organiza un asesoramiento intensivo  para ayudar a dejar de fumar, cuando los recursos lo permitan. El artículo hace también mención a los grupos de fumadores que necesitan de especial consideración (mujeres embarazadas, y  personas con menos recursos económicos y sociales), y tiene un capítulo de pacientes con enfermedades crónicas en la que es especialmente necesario abordar el tema del consumo de tabaco en tus pacientes (enfermedades respiratorias, cardiovasculares, VIH, tuberculosis, cáncer y pacientes con enfermedad mental).

Para finalizar me ha llamado la atención algo de lo que no tenía conocimiento, la importancia de tener en cuenta la fase menstrual en una mujer fumadora cuando le ayudas a dejar de fumar usando terapia sustitutiva con nicotina TSN. Se pueden lograr mejores resultados del tratamiento con TSN programando fechas de abandono para que coincidan con la fase folicular del ciclo menstrual en las mujeres fumadoras por el diferente metabolismo de la nicotina.

Un buen posicionamiento del IPGRC , uno de cuyos autores es Vidal Barchilon, miembro del Grupo Abordaje al Tabaquismo GATde semFYC. Destacar la importancia que IPGRC le da a la Atención Primaria en el abordaje del tabaquismo en diferentes países.

 

Artículo publicado en el Blog de Prevención y Promoción de la Salud del PAPPS

Paco Camarelles y Vidal Barchilon