Valoremos el Agua, la petición del GdT en Salud Planetaria de la semFYC

Como cada 22 de marzo desde 1993, se celebra el Día Mundial del Agua. En esta edición, ONU-Agua ha querido centrarse en el valor del agua para el ser humano. 

 

¿Qué significa el agua para la salud?

Como hemos podido leer en el “Informe mundial de las Naciones Unidas sobre el desarrollo de los recursos hídricos 2020: agua y cambio climático” muchos de los impactos del cambio climático están relacionados con el agua.

Concretamente:

  • Infecciones fecales-orales y helmínticas: se verán incrementadas por falta de higiene y saneamiento del agua; uso de aguas contaminadas en la producción, procesado y preparación de los alimentos.
  • Infecciones transmitidas por vectores: el aumento de la temperatura del agua en algunas zonas hará que los vectores puedan reproducirse y ser transmisores de enfermedades donde antes no lo eran.
  • Desnutrición y retraso de crecimiento: causados por infecciones recurrentes y por escasez de agua y de alimentos.
  • Intoxicación por ingesta de niveles elevados de nitratos, flúor, arsénico y otros contaminantes del agua.
  • Muerte y lesiones asociadas a fenómenos extremos, como inundaciones o sequías.
  • Salud mental: empeoramiento relacionado con la enfermedad, las pérdidas económicas, las migraciones…
  • Desigualdades en salud: se considera que el cambio climático es un multiplicador de pobreza, ya que los impactos del sobre la salud se concentran en las poblaciones más vulnerables. En el caso del agua, también afectaran de forma desproporcionada a mujeres y niñas, que son las principales encargadas de la recolección del agua perdiendo oportunidades laborales y de formación.

 

¿Cuál es la situación a nivel mundial?

Aunque en España, según datos del Ministerio de Sanidad, el 99.5% del agua suministrada es apta para el consumo, la situación es muy diferente a nivel mundial, ya que en 2017, el 29% de la población mundial no disponía de servicios seguros de agua potable y un 40% no tenía una instalación adecuada ara el lavado de manos con agua y jabón.

Por eso uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por Naciones Unidas para el 2030 es garantizar la disponibilidad y gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos. 

 

 

Grupo de Trabajo en Salud Planetaria de la semFYC