AMF pone a la Atención Primaria como pilar esencial de la Salud Pública

El último editorial publicado en la revista del programa formativo AMF de la semFYC está firmado por la Doctora en Salud Pública Carme Borrell ThióAtención Primaria y salud pública: reflexiones en tiempos de COVID-19 es el título del texto en el que se intenta establecer un punto de situación respecto al papel que ha tenido la Atención Primaria ante la gestión de la pandemia.

Es de sobra conocida la invisibilización del trabajo hecho en el primer nivel asistencial en los momentos más duros de la situación epidemiológica. La Atención Primaria ha sido el ámbito que ha gestionado la mayor parte de los casos de COVID, con 164 millones de personas enfermas y 3,4 millones de muertes en todo el mundo (según datos de la Organización Mundial de la Salud de principios de verano de 2021). Con el objetivo de indagar en los motivos por los que esta falta de consideración es un problema potencial para la salud pública, el artículo desgrana las razones que han conducido a dicha invisibilzación y los contrapone a los compromisos internacionales adquiridos, que derivan de la Declaración de Alma y que compromete a los países firmantes a apostar e invertir en el primer nivel asistencial no solo como un mero pilar del sistema sanitario, sino el sistema en su globalidad.

En ese sentido, Borrell advierte que, a nivel nacional, la Ley General de Salud Pública de 2011 ya definía “el conjunto de actividades organizadas por las administraciones públicas, con la participación de la sociedad, para prevenir la enfermedad, así como para proteger, promover y recuperar la salud de las personas del territorio, tanto en el ámbito individual como en el colectivo y mediante acciones sanitarias, sectoriales y transversales”, en consonancia con lo declarado en Alma Ata hace 40 años, por lo que dichas consideraciones más teóricas tienen, en nuestro país, el rango de ley y deben aplicarse para cumplir con la legalidad. Sin embargo, el cumplimiento de la Ley General de Salud Pública, vista la falta de inversión en el primer nivel asistencial, parece estar comprometida.

Puesto que los objetivos de equidad y bienestar social solo pueden conseguirse con un sistema sanitario fundamentado en una Atención Primaria sólida y bien financiada, que pueda promover con el esfuerzo de sus profesionales acciones comunitarias, estudios de brotes, cribados poblacionales y una detección de casos y contactos óptima ante una pandemia como la de COVID-19, el editorial publicado en AMF pide que no se deje el apoyo a la primaria a un lado para terminar con un “Tenemos un largo camino por recorrer hasta que la APS y la salud pública tengan el lugar que les corresponde”.

Esta es la conclusión con la que finaliza Borrell, a modo de constatación y, al mismo tiempo, de advertencia, apoyándose, entre muchos otros, en los análisis recogidos por Brown AD, Upshur R, Sullivan TJ. en su artículo Public health and primary care: competition or collaboration?.

 

Puedes leer el editorial completo
en la página de AMF semFYC