La semFYC, contra la contratación de médicos sin especialidad

Comunicado de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria en relación a la oferta de contratación de profesionales sanitarios sin especialidad

Frente a las recientes ofertas de contratación para médicos sin especialidad, desde la semFYC nos vemos obligados a recuperar los motivos legales y asistenciales por los que nos oponemos a estas contrataciones de médicos sin especialidad extracomunitarios, comunitarios o españoles. Y recordamos que, desde su constitución, la semFYC ha actuado en defensa no solo de la especialidad, sino de la Atención Primaria y del Sistema Nacional de Salud.

“La contratación de médicos sin especialidad obligatoria que se está llevando a cabo en determinadas comunidades autónomas atenta contra la calidad de nuestro sistema sanitario y afectará gravemente a la seguridad del paciente, tanto en los centros de salud como en los servicios de urgencias. Acogerse a un Real Decreto establecido durante la pandemia por covid no puede ser la excusa bajo la que se escudan determinadas administraciones sanitarias para disminuir cada vez más la calidad sanitaria en nuestro país. Y esto es algo que la población debe conocer. No puede ser que las penosas medidas de contratación que existen en AP desde hace años sean ahora la causa de la toma de estas medidas”, ha afirmado, de forma contundente, la presidenta de la semFYC, María Fernández.

El Real Decreto-ley 29/2020 de medidas urgentes en materia de teletrabajo en las Administraciones Públicas y de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud ya fue denunciado en su momento por abrir un resquicio legal en la contratación de profesionales sanitarios para que puedan ejercer en nuestro Sistema Nacional de Salud aunque no dispongan de los requisitos formativos necesarios que garanticen la seguridad asistencial a la ciudadanía.

En este sentido la semFYC desea señalar que:

  • Este tipo de contrataciones puede suponer un grave riesgo de salud para la ciudadanía y un importante incremento de eventos adversos en materia de seguridad para el paciente, así como de errores diagnósticos.
  • Contribuye a desprestigiar a ojos de los ciudadanos la ya maltrecha Atención Primaria transmitiendo la idea de pauperización de este nivel asistencial, clave para articular el primer contacto que la mayoría de las personas tienen con el Sistema Nacional de Salud, así como para la continuidad asistencial de los pacientes crónicos y de la ciudadanía en general.
  • A ojos de los futuros especialistas en Medicina, esta medida transmite un enfoque de devaluación del colectivo de especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria y contribuyen a que sean cada vez menos los estudiantes que deseen cursar esta especialidad.
  • Se ha denunciado de forma reiterada los riesgos que entraña una pésima gestión y planificación de los recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud y especialmente en Atención Primaria.
  • Las malas condiciones laborales y la precariedad que existe desde hace tiempo en la Atención Primaria han contribuido a acrecentar la fuga de batas blancas, que eligen la sanidad privada o salir de nuestro país para ejercer la profesión. Recientemente la organización médico colegial ha actualizado estos datos: en 2021 se expidieron 2.504 certificados de este tipo frente a las 2.491 plazas de MIR en Medicina de Familia ofertadas en 2021. Estamos perdiendo toda una generación de médicos.
  • La futura ola de jubilaciones de los profesionales sanitarios no hace más que acrecentar el problema.

Por todo ello, desde la semFYC se insta a las administraciones y gestores competentes a tomar las medidas oportunas.

  • Se solicita a las CCAA que desistan de la incorporación de estos profesionales y que, en su lugar, se ofrezcan condiciones laborales y profesionales que aseguren la calidad asistencial y destierren la idea de que existe un nivel asistencial de primera con especialistas, y un nivel asistencial de segunda sin especialistas.
  • Se insta a que el Ministerio de Sanidad articule las medidas pertinentes para impedir este tipo de contrataciones. Esto pasa por la reformulación inmediata y con carácter de urgencia del Real Decreto-ley 29/2020.
  • Se solicita que se opte por sistemas de contratación con incentivación positiva económica que aseguren la asistencia en plazas de difícil cobertura, como las de zonas rurales; y facilitar las rotaciones en los turnos de mañana y tarde para cubrir estas últimas. En definitiva, innovar las formas de contratación adecuándolas a los recursos disponibles, sin necesidad de utilizar viejas y fáciles estrategias de contratación.
    • En cuanto al modelo de asignación, seguir avanzando en fórmulas que incorporen a otros profesionales como administrativos y TCAE (Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería) en las unidades asistenciales que forman los médicos de familia y enfermería. Del mismo modo, se sugiere que se adopten nuevos modelos de gestión que aseguren el principio de subsidiaridad y faciliten el trabajo de médicos y enfermeras con prácticas de valor y desburocratizando las consultas.

Desde la semFYC siempre hemos abogado por aprovechar la excelencia formativa con la que cuentan nuestras médicas y médicos, pero muy especialmente las y los jóvenes médicos de familia. Mensajes como el expresado a través del anuncio de contratación de extracomunitarios sin especialidad no hacen sino menoscabar la confianza de la ciudadanía, el conjunto de MIR, las y los jóvenes médicos de familia y los especialistas que trabajan en Atención Primaria. No es comprensible que se plantee la contratación de médicos sin especialidad, para ejercer la Medicina Familiar y Comunitaria, porque es algo que nunca se haría con otras especialidades.

La misión de los gestores y las administraciones es, a día de hoy, aportar urgentemente soluciones laborales y profesionales en forma de un nuevo modelo de Atención Primaria para responder a las necesidades de salud de nuestra población. Para estas necesidades no valen los atajos.

 

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE MEDICINA DE FAMILIA Y COMUNITARIA (SEMFYC)

La semFYC es la federación de las 17 Sociedades de Medicina de Familia y Comunitaria que existen en España y agrupa a más de 22.000 médicos de familia. La especialidad de Medicina de Familia persigue la mejora de la atención a la salud de los usuarios de la Sanidad Pública del Sistema Nacional de Salud a través de una atención más cercana a las personas, su familia y su entorno comunitario.